Los retos del teletrabajo

Para muchos de nosotros, es la primera vez que nos enfrentamos a una pandemia mundial como el COVID-19 que afecta a más de 103 países. Y aunque tal vez nuestros abuelos escucharon o vivieron una situación similar, probablemente las actividades de entonces no tenían las mismas características que las de hoy, donde la industria 4.0 y el mundo digital, son los protagonistas.

 

Ahora bien ¿Estaba el mundo preparado para enfrentar un virus que alteraría casi el 100% de sus actividades? Desde luego que no. Y como era de esperarse, algunos países han sufrido la emergencia sanitaria más que otros, sin embargo, las instituciones, empresas, universidades y organizaciones, han tenido que adaptarse para, en la medida de lo posible, continuar con sus labores desde el teletrabajo.

 

Qué es el teletrabajo

En Colombia, según la Ley 1221 de 2008 (Decreto reglamentario 0884 de 2012) el Teletrabajo es una forma de organización laboral que consiste en el desempeño de actividades utilizando como soporte las tecnologías de información y comunicación para el contacto entre el trabajador y la empresa, sin requerirse la presencia física del trabajador en sitio específico de trabajo.

Le puede interesar

Por qué es importante un buen sistema de energía en época del coronavirus

Esta misma ley estima que en el país existen 3 formas de teletrabajo:


Teletrabajo Autónomo:

Trabajadores independientes o empleados que se valen de las TIC para el desarrollo de sus tareas, ejecutándolas desde cualquier lugar elegido por él.

 

Teletrabajo Suplementario:

Trabajadores con contrato laboral que alternan sus tareas en distintos días de la semana entre la empresa y un lugar fuera de ella usando las TIC para dar cumplimiento. Se entiende que teletrabajan al menos dos días a la semana.

 

Teletrabajo Móvil:

Trabajadores que utilizan dispositivos móviles para ejecutar sus tareas. Su actividad laboral les permite ausentarse con frecuencia de la oficia. No tienen un lugar definido para ejecutar sus tareas.

 

Retos del teletrabajo en Colombia

Los empleados utilizan plataformas para efectuar reuniones, realizar capacitaciones, informar y seguir el avance de tareas con sus compañeros y jefes, sin embargo, a menudo se enfrentan con diversas situaciones que impiden el correcto desarrollo de sus deberes laborales, desde la virtualidad.

Herramientas

Todas las personas esperan tener comunicaciones confiables, seguras y fáciles de usar. En este sentido, escoger las herramientas y plataformas adecuadas determina, en gran medida, el éxito de una reunión o capacitación y el intercambio de información.

 

HangOuts, Microsoft Teams y Zoom, son las herramientas predilectas en época de confinamiento para efectuar reuniones grupales. Aunque algunas de ellas han presentado ataques en sus sistemas de seguridad, las compañías han actuado de manera veloz para minimizarlos y poder garantizar una correcta conectividad y seguridad a sus usuarios.

Le puede interesar

Qué es un servidor y para qué sirve

Conexión

Según cifras del gobierno nacional, Colombia cuenta con 67% de penetración de internet. El Plan Nacional de Desarrollo Colombia, tiene como meta que al menos 30 millones de colombianos más tengan acceso a internet. Sin embargo, es pertinente preguntarnos si ese 67% disfruta de una velocidad adecuada y una conexión que garantice una estabilidad en los dispositivos conectados.

 

Tanto para asuntos laborales como para proporcionar entretenimiento en este periodo de cuarentena, la conexión se ha convertido en una herramienta imprescindible; pese a que las empresas proveedoras de este servicio han anunciado un incremento de ancho de banda sin costo adicional, en hogares con múltiples computadores, tabletas, televisores inteligentes y celulares, tener una señal estable para realizar teletrabajo, es todo un reto.

 

Coordinación y eficiencia

El teletrabajo evita desplazamientos de hasta 3 horas diarias para llegar hasta el lugar de trabajo, especialmente en ciudades grandes como Bogotá o Medellín, sin embargo, algunas personas confían en que, si ya no deben manejar o tomar el bus durante todo ese tiempo, pueden dormir un poco más, pasar más tiempo en el celular, ver una película, etc.

 

Aunque no es del todo falso, es preciso tener cuidado con estas “pausas laborales” que en ocasiones se salen de control y como resultado dan un retraso en las entregas y una lista de pendientes interminable.


La clave está en la planificación, y aunque esas pausas activas son vitales para tomar un respiro y relajarse un momento, no deben pasar de eso, de un momento, para rendir igual o más que si estuviéramos en la oficina.

 

Todos estos factores son imprescindibles para un excelente teletrabajo; no es posible afirmar que uno es más importante que otro, por eso, en Disete Comunicaciones te ayudamos para que, en tu empresa u hogar, dispongas de redes óptimas que te permitan unas comunicaciones integrales. El empeño, la planificación y el compromiso, lo pones tú.

En Disete le ofrecemos las mejores soluciones para que su empresa funcione eficientemente bajo esta modalidad,  ¡Contáctenos!

Call Now ButtonLlama ya!