¿Qué pasa si tu empresa no hace mantenimiento preventivo de los sistemas?

Los beneficios de un buen mantenimiento se miden en términos de costo, calidad y seguridad. También, por una mayor productividad y satisfacción de todo el personal de tu empresa.

 Con el paso del tiempo las máquinas, los equipos de trabajo y las instalaciones pueden perder su capacidad de funcionar adecuadamente, bien debido al desgaste o al envejecimiento o bien debido a otros factores como fallos en el diseño, en la fabricación, en la instalación, por uso o manipulación inapropiada o incluso debido a un mantenimiento inadecuado.

 En este sentido, el mantenimiento preventivo de cualquier sistema es fundamental para garantizar su óptimo desempeño. Las más grandes compañías del mundo toman previsiones en este aspecto para asegurar el buen rendimiento de los equipos, ahorrar costos a largo plazo e incrementar la productividad. Pero, ¿Qué pasa si no se realiza adecuadamente?

Tipos de mantenimiento

En primer lugar, es fundamental conocer qué tipos de mantenimiento hay para identificar cuál es el que requiere tu empresa.

Mantenimiento correctivo

En una empresa se pueden llevar a cabo diferentes tipos de mantenimiento. Cuando hablamos de tipos de mantenimiento en realidad nos estamos refiriendo a la estrategia que se toma en relación a sus tareas de mantenimiento, pueden ser preventivas o correctivas.

El mantenimiento correctivo se basa en arreglar los errores conforme se van presentando. Como una falla se genera de manera espontánea, este tipo de mantenimiento no se basa en ninguna planificación, por el contrario, se realiza de acuerdo a la necesidad y al requerimiento inmediato.

Le puede interesar

Cluster de servidores, qué es y cómo puede ayudar a tu empresa

 Mantenimiento preventivo

Por el contrario, el mantenimiento preventivo es una estrategia en la que se fijan un conjunto de tareas que tienen como objetivo mantener las instalaciones en correcto funcionamiento, anticipándose a las averías.

Cuando se ejecuta un mantenimiento preventivo, se busca atender y compensar el desgaste que van sufriendo con el tiempo los equipos, antes de que puedan fallar. Contrario al mantenimiento correctivo, el preventivo se planifica, se realiza un seguimiento y se implementan tareas a futuro para garantizar la vida útil de los equipos y sistemas.

¿Qué sucede en caso de no realizar un mantenimiento rutinario?

Los riesgos de error o avería se multipliquen. Las causas pueden ser varias: el desgaste de una pieza, que se ensucien los circuitos, sobrecarga de información, mala manipulación, etc.  En cualquier caso, cuando se trata de los sistemas y equipos de tu empresa, debes minimizar el riesgo  reduciendo la necesidad de repuestos y minimizando el costo anual del material usado.

Sin un adecuado mantenimiento la maquinaria o los softwares interrumpen su operación con mucha frecuencia, alterando considerablemente la labor diaria de la empresa y, por ende, su productividad.

Le puede interesar

La importancia de las copias de seguridad para tu empresa

  1. Riesgo de accidentes:

No llevar a cabo mantenimientos preventivos implica un alto número de accidentes, ocasionados por descuidos operacionales, reparaciones mal ejecutadas, copias de seguridad mal almacenadas etc.

 

  1. Baja productividad:

Si los sistemas o equipos fallan constantemente, es lógico que tu empresa no rinda al 100%. Además, ten en cuenta que el rendimiento, la disciplina y el entusiasmo de tu personal, también se verá afectado.

  1. Incremento de costos:

La ejecución de labores de mantenimiento imprevistas, debido a emergencias, o las compras compulsivas de repuestos y partes pueden incrementar los altos costos de reparación. Además, si planificas el mantenimiento puedes anticiparte al incremento de valor que año a año imponen los proveedores sobre ciertas piezas o softwares.

El mantenimiento preventivo debe llevarse a cabo, al menos, cada seis meses, dependiendo del tiempo y las condiciones de uso de cada equipo.

Las soluciones digitales y las condiciones físicas para realizarlo dependerán de las características y requerimientos de cada uno.  El software de cada máquina es determinante en su rendimiento, y por ende se debes tener en cuenta las particularidades que posea y los parámetros que se tuvieron en cuenta al momento de adquirirlo.

Para el buen desempeño de estos mantenimientos, debes contar con la asesoría adecuada de una empresa que garantice la seguridad y continuidad de tus servicios. Contáctanos, te ayudaremos a planificar tu mantenimiento para que tus equipos y tu personal estén completamente respaldados.

Disete resuelve estos problemas en tu empresa y aseguramos la calidad de las comunicaciones y seguridad en la información. Contáctanos ya y te asesoramos

Call Now ButtonLlama ya!